Santiago
30 Nov, Wednesday
8° C
TOP

La diferencia entre limpiar y desinfectar tu hogar

Aunque creamos que mantenemos el orden y la limpieza de nuestro hogar en buena forma, en el nuevo escenario que contamos por COVID-19, todas queremos asegurarnos de estar haciendo nuestra limpieza bien. Aparentemente limpiar y desinfectar no son lo mismo, y para eliminar y matar gérmenes, debes hacer ambas cosas.

Los desinfectantes no funcionan si hay una superficie visiblemente sucia

Estudios de APIC indican que los desinfectantes no funcionan si hay una superficie visiblemente sucia. La limpieza se refiere a eliminar suciedad de las superficies; incrustado en la suciedad hay muchos gérmenes y distintos virus, incluso hongos.pero limpiar no matará los gérmenes. La desinfección es la que en realidad mata los gérmenes.

Si nadie en tu hogar tiene COVID-19, no necesitas ir al limite. Las pautas actuales de limpieza y desinfección indican que debemos tener mayor cuidado es sobre superficies que se tocan con frecuencia, como las mesas, los tiradores de puertas, interruptores de luz, escritorios, baños, grifos.

Para completar ambos pasos

Lo primero es limpiar lo que este sucio con detergente y luego usar algún producto que tenga agentes desinfectantes.

Los productos con aceites esenciales hará que huela bien, pero no tienen efecto cuando se trata de limpieza. Para la desinfección, los expertos recomiendas soluciones diluidas de cloro doméstico y  las que cuentan con al menos 70% de alcohol.

Para hacer tu propia solución de cloro, puedes mezclar 5 cucharadas (1/3 de taza de cloro) por 4 litros de agua, o 4 cucharaditas de cloro por 1 litro de agua.

Las evidencias actuales sugieren que el COVID-19 puede permanecer viable durante horas o días en algunas superficies porosas como la ropa o un sofá y en superficies duras dos o tres días.

 Al usar cualquier desinfectante, es importante leer las instrucciones del fabricante en la etiqueta del producto para asegurarte de cómo funcionan y de su efecto sobre tu piel, ojos y pulmones.  Por ejemplo, si rocías un desinfectante debes dejarlo reposar hasta que se seque, porque lleva su tiempo activarlo.

También necesitas asegurarte que estás usando un paño limpio. No se recomienda el uso de esponjas para limpiar superficies. Los paños de limpieza deben remojarse en agua caliente con detergente durante 20 minutos, después de cada uso.

Por supuesto, lo más importante es centrar la atención en la higiene adecuada a tus manos; si lavas tus manos adecuadamente  tan pronto ingresas a tu hogar, es la  forma mas eficiente de reducir la contaminación cruzada.

Post a Comment