Santiago
01 Dec, Thursday
8° C
TOP

GUÍA PARA UNA MANICURE EN CASA

Ya sea porque necesites un tiempo para ti, o porque ya tus manos no pueden mas, dominar la manicure en casa es una habilidad que no esta demás. Por supuesto que solo tener las herramientas y los esmaltes adecuados a mano no garantizan una manicure profesional : cualquiera que haya tratado de pintar sus propias uñas sabe que no es fácil. Pero eso no significa que no podamos hacerlo. Por eso desglosamos todos los pasos, herramientas y consejos necesarios para obtener una manicure casi perfecta en casa.

LO QUE NECESITAS

Para tratar tus uñas adecuadamente, hay ciertas herramientas que querrás tener a mano; lima de uñas (para dar forma a las uñas), un pulidor (para alisar el borde de la uña), aceite para cutículas (para suavizar y empujar las cutículas),  cepillo de uñas (para eliminar el aceite antes de pintar),  esmalte de base, cualquier color y la capa superior.

INSTRUCCIONES PASO A PASO

Esto lo que debes hacer y en qué orden.

1.- LA FORMA

Primero debes comenzar usando la lima de uñas para ajustar la forma que deseas, que puede ser redonda, cuadrada o cuadrada con los bordes redondeados. La elección de la forma de la uña es de preferencia personal. Los profesionales sugieren que cuando la uña tiene forma de sonrisa, dar una forma redonda a la uña, y si tiene una forma de línea, se recomienda la forma cuadrada.

Lo ideal es limar desde el borde lateral hacia al centro, y evitar limar en sube y baja. Se recomienda además limar en una sola dirección y luego a cada lado desde el centro para asegurar un acabado más liso. También vale la pena decir que si tienes las uñas muy largas es mejor partir rebajándolas con un corta uñas.

2.- PULIR

Una vez que hayas limado, es hora de pulir las uñas para crear una superficie lisa en las que se pintará. Para pulir las uñas, lo ideal es usar un pulidor sobre cada uña unos segundos, moviéndose hacia delante y hacia atrás, hasta que puedas sentir y ver que la uña esta lisa. Es posible que pienses que este paso no es realmente necesario, pero pintar sin pulir tendrá un efecto notable en el resultado al poner el esmalte.

3.- CUIDA TUS CUTÍCULAS

Frota el aceite de cutículas directamente sobre ella con la punta de los dedos y empuja la cutícula suavemente pero con firmeza. Con esto ayudas a que la uña se vea más alargada.

Aunque normalmente las manicuristas recortan las cutículas, recomendamos no hacerlo en casa, porque si las cortas de manera incorrecta te puedes hacer una herida que termine en una infección.

La clave es mantener tus cutículas hidratadas con un aceite, y esto debe realizarse a diario. Hay muchos productos para hacerlas mas manejables. Lo más importante es escoger uno ayude a su hidratación.

4.- LAVAR

Puede parecer contradictorio, pero después de aplicar el aceite y empujar suavemente las cutículas, debes lavar y quitar el aceite, y es aquí donde entra el cepillo de uñas. Con un poco de agua y jabón lava tus uñas con el cepillo.

5.- LA BASE

Finalmente es hora de comenzar a pintar. Comienza con una capa delgada de esmalte base para uñas. Esto ayudará a que la aplicación del color sea más uniforme y también evitara que el color del esmalte manche tus uñas.  Dejar pasar al menos 1 minuto antes del siguiente paso.

6.-  DOS CAPAS DE COLOR

Ahora la parte mas divertida, y las más difícil es pintar con tu esmalte. Siempre aplica dos capas de color, espera un minuto al menos entre cada capa. Pinta la punta de la uñas, esto ayuda a sellar el color. Como todas sabemos, el mayor problema es pintar con la mano no dominante. No seas impaciente, “la practica hace al maestro”…

7.- SELLAR

Por último, puedes aplicar una capa de esmalte top coat para ayudar a sellar el color, además le dará brillo y evitara que el color se astille. Te recomendamos volver a aplicar una capa superior cada dos o tres días para ayudar a que tu manicure se vea fresca.

Después que se seque esta capa superior, recuerda seguir hidratando tus manos durante todo el día para asegurarte que tu manicure luce fresca y tus cutículas saludables.

The Bloom Tip: Trata de pensar en hacer tu propia manicura como un tiempo de autocuidado. Mientras lo haces, puedes ver tu serie favorita o escuchar un podcast que te ayude a tener un genial momento.

 

Post a Comment