TOP

EL HÁBITO DE ESTIRAR ANTES Y DESPUÉS DEL ENTRENAMIENTO

Cuesta muchísimo incorporar el hábito de elongar debidamente, aunque sean los minutos mejor invertidos en nuestro entrenamiento.


Es muy importante que siempre los incorpores, antes y después de cada actividad deportiva. Antes nos sirve para activar el cuerpo y calentar la musculatura, y después para estirar y enfriar los músculos.


Si no estiramos, nuestro cuerpo se revela con contracturas, lesiones y desequilibrios musculares. Esto se debe a que cuando realizamos un gran esfuerzo, se producen sobre todo a nivel muscular, micro-desgarros fibrilares que nuestro cuerpo resuelve utilizando glutamina. La glutamina es un aminoácido que estimula la formación de tejido para cicatrizar estos micro-desgarros. Y ocurre que este tejido cicatrizante reduce nuestra elasticidad. Este proceso de rotura es imprescindible para que los músculos aumenten de volumen, y para evitar que en este proceso, perdamos la elasticidad. Por esto debemos estirar con mucha dedicación.


Es beneficioso para:

  • Reducir la tensión muscular y hacer sentir al cuerpo más relajado y liviano.
  • Mejorar la coordinación permitiendo un movimiento más libre y más fácil.
  • Aumenta la extensión del movimiento, que pueden ser mas amplios.
  • Previene lesiones como los tirones musculares, un músculo fuerte y estirado previamente, resiste mejor la tensión que uno sin estirar.
  • Favorece la circulación al crear cierta vasodilatación.
  • Evitar la perdida de movilidad que se produce por la practica de cualquier deporte.
  • Mejora el conocimiento de tu propio cuerpo.

Directora de Estilo & Belleza * Máster Marketing Moda * Fashion Stylist

Post a Comment