Santiago
30 Nov, Wednesday
8° C
TOP

Cómo proteger nuestra salud mental en tiempos de crisis

La crisis provocada por el nuevo coronavirus nos ha sumido en incertidumbre. Las constantes noticias sobre la pandemia pueden parecer interminables y esto puede afectar la salud mental de muchos. Aunque preocuparte es comprensible, es importante saber cómo proteger nuestra salud mental durante esta crisis.

Limita el flujo de noticias y ten cuidado con lo que lees

Limita la cantidad de tiempo que pasas leyendo o mirando cosas que no te hacen sentir mejor. Hay mucha desinformación circulando, por eso debes mantenerte informada a través de fuentes confiables de información.

Haz una pausa en la redes sociales

Ten cuidado con las cuentas que sigues y evita hacer click en hashtag relacionados con el coronavirus. También intenta pasar un tiempo alejada de las redes sociales, viendo televisión o leyendo libros.

Silenciar palabras clave que pueden ser desencadenantes y deja de seguir ciertas cuentas o siléncialas, así como ciertos grupos de WhatsApp y oculta publicaciones, y feeds en Facebook si te abruman.

Mantente conectada con la gente

Un número cada vez mayor de gente se sumara a los que ya están en cuarentena, por lo que ahora puede ser un buen momento para que te asegures de que tienes sus números de teléfonos o correos de las personas que te importan.

Si estas aislado, trata de lograr un equilibrio entre tener una rutina y asegurarte que cada día tenga algo diferente.

Puedes terminar sintiendo que estas dos semanas pueden ser bastante productivas. Puedes revisar tu lista de tareas o leer ese libro que has querido leer hace un tiempo.

Evita el agotamiento

Con semanas y meses de la pandemia de coronavirus por delante, es importante tener tiempo de descanso. Los expertos recomiendan continuar en contacto con la naturaleza y con la luz solar. Hacer ejercicio, comer bien y mantenerse hidratado.

La Anxiety UK sugiere practicar una reconocida técnica para lidiar con la ansiedad y las preocupaciones, que consiste en:

  • Reconoce y admite la incertidumbre que viene a tu mente.
  • No reacciones como lo haces normalmente. Intenta no reaccionar. Haz una pausa y respira.
  • Repítete que es la preocupación que te esta afectando y que una aparente necesidad de certeza no es útil ni necesaria. Se trata solamente de un pensamiento o sentimiento. No creas todo lo que piensas. Los pensamientos no son declaraciones ni hechos.
  • Despídete de algunos pensamientos y sentimientos. Pasarán. No tienes que reaccionar.
  • Explora el momento presente, porque ahora, en este momento, todo está bien. Mide tu respiración y las sensaciones. Observa el suelo debajo de ti. Mira a tu alrededor y observa lo que ves, lo que oyes, lo que puedes tocar, lo que puedes oler. Luego pasa tu atención a otra cosa, a lo que necesitas hacer, a lo que estabas haciendo antes de que te dieras cuenta de la preocupaciones que te atañen.

Post a Comment