Santiago
01 Dec, Thursday
8° C
TOP

¿Cómo motivarnos a entrenar?

¿Te ha pasado que hay días que te cuesta salir a entrenar? ¿Qué tienes más ganas de quedarte descansando?
Si te ha pasado ¡es muy normal! Todos hemos sentido que nos cuesta encontrar esa energía, para ponernos las zapatillas y salir a entrenar.

Te daré algunos consejos que a mi siempre me han servido, para salir de ese estado, encontrar esa motivación e impulsarnos a entrenar.

Ponerse un objetivo o meta, en un plazo de tiempo cercano

Siempre ayuda a motivarnos el tener un objetivo por el cual entrenar. Puedes encontrar uno que sea relevante para ti en este momento:

  • Objetivo competitivo: preparar un resultado determinado para una carrera.
  • Desafío personal: mejorar las marcas de uno mismo, sin tener que medirse con el resto.
  • De salud: mejorar nuestra capacidad aeróbica, equilibrar nuestro peso, sentirnos más lindas y sanas, o prepararnos para

Cuando tenemos ese desafío especial, podemos visualizarlo, y sacar energías adicionales cuando estamos cansados o desmotivados.
el verano.

Es importante que estos objetivos sean a corto o mediano plazo, porque si nos ponemos metas muy lejanas en el tiempo, nos relajamos y automáticamente nos desanimamos pensando que “queda mucho tiempo aún” para lograrlo.

Si nos queremos poner objetivos a largo plazo, también está bien, pero para que sean efectivos, es importante ponerse metas de control entre medio, para mantener la motivación y energizarnos al ver los avances.

No pensar tanto para evitar pensamientos negativos

A veces pensamos mucho antes de salir a entrenar, y con eso dejamos que entre lo negativo a nuestra mente, ejemplo: “hace mucho frío” “es muy tarde” “estoy cansada” etc. Para evitar que esto ocurra, hay que simplemente ponerse las zapatillas, equiparse y salir, tratando de hacerlo de la manera más mecánica y automática posible. Con eso nos ayudamos a evadir esos pensamientos que muchas veces boicotean nuestros entrenamientos. Además puedes preparar en tu mente, una lista de pensamientos positivos reafirmando por qué te gusta correr: “me siento demasiado bien después de correr” “estoy cuidando mi cuerpo” “voy a botar el stress” “compartiré con mis compañeros de equipo” etc, todas estas afirmaciones te ayudarán a salir de ese estado negativo.

 Tener rutinas de entrenamiento

Una buena práctica es tener rutinas de entrenamientos, esto transforma nuestros ejercicios en hábitos. Esto se da en quienes tienen un esquema semanal que repiten siempre, por ejemplo hacen pista todos los martes y jueves, y los domingos hacen un entrenamiento de fondo. Cuando repetimos estos esquemas se transforman en hábitos, y mientras más tiempo lo realizamos, más fluido y espontáneo se hace salir a ejercitarnos, y pasan a ser parte de nuestra cotidianidad.

Equipamiento adecuado y cómodo.

Siempre va a ser importante para nuestro nivel de motivación el estar bien equipado.
Esto significa estar con ropa cómoda y que nos agrade, porque no hay nada más desmotivante que salir a correr incómoda o sintiendo que nos vemos mal. Por lo menos en mi caso, siempre que siento que me veo bien, psicológicamente me creo más el cuento y me dan más ganas de salir a correr. Y si además, le sumo la música de un buen playlist, incluso ¡corro mejor!

Bajar la presión y ser flexibles

Por lo general tener un orden en nuestro entrenamiento es sumamente positivo, pero a veces nos ocurre que el stress de seguir un plan de entrenamiento, al pie de la letra nos pasa la cuenta. Si notamos que esa presión nos está quitando la diversión, y en vez de sumar motivación nos genera menos ganas de entrenar, está bien ser flexibles y tomarse unos días de descanso del plan, o bien flexibilizarlo y bajarle las exigencias a lo que nos toca hacer, para darnos el espacio de reencontrarnos con todas esas cosas por las que nos motivamos a correr en un principio. Hay muchos estudios que han demostrado beneficios en el rendimiento, después de períodos razonables de descanso.

Buscar compañía, entrenamiento en pareja o en grupo

A muchos les funciona ponerse de acuerdo para salir a correr en pareja, con amigos o participar de un club de running. Esto ayuda a generar compromiso y motivación en equipo, bajando las posibilidades de quedarse en casa. Si eres de los prefieren ejercitarse en compañía, puedes definir días de entrenamientos con amigos, pareja o bien inscribirte a algún club.

Ruta que motive

Es importante buscar rutas de running que sean atractivas:

  • Un parque para correr tranquila, intentando siempre evitar lugares con muchos autos o cruces de semáforos.
  • Que quede cerca de tu casa o del lugar de donde sales a correr, para que no perdamos tiempo ni motivación en los traslados.
  • Que tenga un kilometraje que te acomode, si es un parque muy chico, tendrás que dar muchas vueltas por lo que puede ser aburrido.
  • Un trayecto con un paisaje que te agrade, si la ruta no nos gusta, es peligrosa o está lejos; es más alta la posibilidad de que nos baje la motivación para salir a correr.

María José Schonhaut Holmes 🇨🇱 Atleta Chilena Master 800/1500m 🏃🏼‍♀️ Runner 5K calle 🤸🏻‍♀️ Ex Gimnasta

Post a Comment