Santiago
30 Nov, Wednesday
8° C
TOP

CÓMO CUIDAR EL CONTORNO DE OJOS

Dicen que la mirada es el espejo del alma… y el contorno de ojos es la clave para mostrar tu mejor tú. ¿Tú también odias cuando después de una mala noche te dicen que tienes mala cara? Ojos hinchados, bolsas y arrugas más marcadas hacen que cuidar esta zona sea una prioridad. ¿Aún no te cuidas el contorno de ojos? ¡Que no cunda el pánico, hay solución!

Cuidados básicos para el contorno de ojos

  1. Como en el resto del rostro, protegerse del sol es importantísimo. En este caso, protege tus ojos con lentes que filtren los rayos UV durante el día.
  2. Tampoco debes olvidar hidratarte. ¡Beber mucha agua es fundamental para tu piel!
  3. Utiliza un buen desmaquillante de ojos cada noche, ¡no se te ocurra irte a la cama con los ojos maquillados!
  4. Duerme las horas necesarias. 8 horas es lo ideal para que tus ojos no muestren aspecto cansado. También debes evitar pantallas y dispositivos móviles antes de acostarte… En resumen, dale a tus ojos la calma que se merecen.
  5. Por supuesto queda el paso más importante, hidratar y mimar esta zona con los productos y gestos adecuados. Este paso es clave para ver un cambio a corto y largo plazo. Es fundamental que incluyas productos específicos para el contorno de ojos en tu rutina diaria. Son 30 segundos por la mañana y por la noche y marcará la diferencia.

¡Mitos y verdades sobre el contorno de ojos!

Ahora un poco de cultura general sobre esta zona del rostro. ¿Cuándo utilizarlo?, ¿deben ser productos específicos?, ¿cómo aplicarlo? Conoce mitos y verdades sobre el contorno de ojos y ¡sal de dudas!

Mito #1- El contorno es solo para pieles maduras

Absolutamente falso, de hecho, cuanto antes mejor. Se recomienda comenzar a utilizar contorno de ojos a partir de los 25 años. Debes saber que es una piel 4 veces más fina que la del resto del cuerpo y necesita un cuidado específico más intensivo.

Mito #2- El frío o los aplicadores metálicos son buenos para la zona

¡Verdadero! El frío deshincha y descongestiona esta zona y si el producto está fresquito mucho mejor. ¡No dudes en dejarlo en el refrigerador y aplicarlo frío para una mayor eficacia!

Mito #3- Se puede utilizar cualquier crema para esta zona

¡Otro rotundo falso! Piensa que esta zona tiene sus peculiaridades y necesita un producto específico: contorno anti-edad si tienes patas de gallo; con efecto lifting, si necesitas relajar una líneas de expresión marcadas, con activos descongestionantes para bajar la hinchazón de las bolsas, o calmantes si tu piel es sensible.

Mito #4- Si aplico contorno de ojos, no debo aplicar en el párpado ni en el lagrimal 

¡Verdadero! Cuando apliques contorno de ojos, procura evitar la zona del lagrimal (el producto puede entrar dentro del ojo) y el párpado móvil. Esta zona es más grasa e hidratarás en exceso haciendo que se hinche y forme pliegues.

Mito #5- Hay que aplicar contorno de ojos también de noche

Verdadero. Aparte de aplicarlo por la mañana, inclúyelo también en tu ritual nocturno. Si lo aplicas mañana y noche, aumentas su afectividad. Primero limpia tu rostro, aplica el sérum, tu crema de noche y acaba con el contorno.

¿Cómo aplicar el contorno de ojos?

Ten en cuenta que el contorno es una de las partes más delicadas del rostro y suele ser donde comienza a notarse el paso del tiempo en forma de primeras arruguitas (las famosas “patas de gallo”) y marcas de cansancio.

Tienes en tus manos el poder de mejorar su aspecto y disfrutar de un contorno de ojos cuidado y liso, con líneas de expresión menos marcadas.

Cuida esta zona a diario de día y de noche: La piel del contorno de los ojos necesita un tratamiento que sea muy eficaz para responder tanto a sus exigencias anti-edad como a su sensibilidad.

Aplica una cantidad similar a un grano de arroz por cada ojo.

Extiéndelo con la yema del dedo anular (bien llamado el dedo de la belleza) en pequeños toques para estimular la circulación. No estires la piel del contorno de ojos y con mucha suavidad ve desplazando el dedo desde cerca del lagrimal hasta el lateral del ojo, cerca de la sien, donde aparecen las primeras líneas de expresión. Después aplica un poquito de contorno en el hueso de la ceja también con pequeños toques y con el mismo dedo. Recuerda que debes excluir los párpados y el lagrimal.

No olvides que si dejas tu contorno en tu refrigerador, conseguirás mejores resultados.

The Bloom Tip: Si tienes un evento y tus ojeras y bolsas son muy visibles, es humedecer unos algodoncitos en la crema de ojos, depositarlos en el congelador unos minutos y aplicar luego en la zona. El frío creará un efecto vasoconstrictor y provocará una aceleración del riego sanguíneo deshinchando el párpado. Para finalizar, haz una gimnasia facial de tecleteo.¡ verás la diferencia! Con tu dedo anular, da pequeños toquecitos en la zona de la ojera y párpado superior para activar la circulación.

Post a Comment