Santiago
01 Dec, Thursday
8° C
TOP

Carolyn Aparicio : Pilates como estilo de vida

Carolyn Aparicio se enamoró del método Pilates y lo convirtió en su estilo de vida. Se formó como instructora y decidió poner en pausa su profesión como Ingeniero para dedicarse 100% a dictar clases. Hoy disfruta con sus alumnas y sigue creciendo en la práctica de esta maravillosa disciplina. La invitamos a conversar con The Bloom Stage para conocer más acerca de ella, de su relación con el método Pilates y de sus clases personalizadas.

¿ Cómo llega Pilates a tu vida?, ¿Cuál es tu especialidad hoy en día?

Hace unos 10 años estaba en la búsqueda de algún deporte que no fuera necesariamente cardio, ya que soy de contextura más bien delgada, por lo que buscaba algo para tonificar y encontré Pilates. En un principio lo tomé como un deporte más, de niña hice muchos años gimnasia rítmica por lo que se me hizo muy fácil y amigable realizar las posturas. Poco a poco se fue transformando en algo más que un deporte, comencé a notar cambios en mi cuerpo, a tomar conciencia de él y a disfrutar de los tantos beneficios que te entrega esta práctica adoptándola finalmente como parte de mi rutina diaria. Me formé como Instructora de Pilates suelo y Reformer, hoy en día realizo clases de ambos.

¿ Por qué decidiste avanzar en la aventura de dar clases?

Decidí enseñar por dos motivos, el primero es que Pilates me enamoró. Llevaba practicando alrededor de siete años, ya formaba parte de mi estilo de vida y decidí aventurarme en el camino de la formación como Instructora. El segundo, y el que me ayudó a tomar firmemente la decisión de emprender, fue la llegada de los hijos. Tomamos como familia la decisión de querer entregarles tiempo de calidad.

Fue una decisión que no me costó mucho, a pesar de que di un giro en 180 grados con respecto a mi carrera profesional, siendo Ingeniero Civil Industrial y trabajando siempre en grandes empresas. Sin embargo, no fue difícil entender que el camino era otro. Hoy en día soy una emprendedora feliz, me siento afortunada de ver crecer a mis hijos todos los días, estar con ellos el mayor tiempo posible y trabajar en lo que me gusta y apasiona. 

@capariciopilates
¿Qué ha traído a tu vida ese proceso?

Enseñar Pilates es maravilloso porque sientes una satisfacción personal al facilitar a otros el realizar esta disciplina. Es un aprendizaje muy lindo donde enseñas una práctica que mejora su calidad de vida y junto con eso creas un vínculo que no solamente es alumna/ profesora/ ejercicios, va más allá, permite entrar en un plano más personal, conocerlas más de cerca y que ellas te conozcan a ti. Por lo tanto se forma una relación muy rica, bonita, nutritiva, que enriquece finalmente el alma. Las experiencias en relaciones humanas son las mejores, sientes que aportas en sus vidas y eso es muy motivador.

Sabemos impartes clases personalizadas y grupales en tu estudio. ¿A quiénes recomiendas una u otra?

Imparto clases personalizadas con una sola alumna, ahora por el covid-19 y las cuarentenas empecé con clase grupales con un máximo de cuatro alumnas, de esta manera sigue siendo personalizado.

El recomendar una u otra clase depende simplemente de cada alumna. Según mi experiencia hay alumnas que prefieren las clases personalizadas porque no les gusta hacer ejercicio con más personas, prefieren tener su espacio y su momento. Otras porque son nuevas en esta disciplina y necesitan toda la atención en los movimientos y ejercicios para ir aprendiendo y corrigiendo. Por ejemplo, las alumnas embarazadas optan por clases personalizadas porque trabajamos ejercicios específicos de prenatal y postnatal.

Las clases grupales las recomendaría a personas que ya tienen un poco de conocimiento sobre Pilates o aquellas que practican deporte frecuentemente porque generalmente esas personas tienen más conciencia corporal. Igualmente hay alumnas que sin experiencia previa se aventuran a las clases grupales y ¡les encantan!.

¿Cómo has abordado las nuevas condiciones por covid-19?, ¿Qué enseñanza rescatas en esta nueva versión de acercarte a tus alumnas?

El COVID19 ha generado una transformación a nivel mundial en todos los sentidos y en todos los aspectos. Personalmente me tuve que reinventar en la forma de hacer clases, ya que presencialmente no es posible por el momento. En cuanto decretaron cuarentena total conversé con mis alumnas para empezar a realizar las clases online. Me esfuerzo porque sus clases sean lo más parecidas a las clases presenciales, por eso repartí entre mis alumnas todos mis implementos y a las alumnas nuevas les sugiero la compra de una banda elástica, su precio es económico y con ella se pueden realizar varios ejercicios.

Lo que no cambia es el cariño, la dedicación, el estar presente, la calidad de tiempo y de los ejercicios. Lo único que cambia es que la clase la hacemos a través de una pantalla. Extrañamos el conversar de manera fluida, sin que el internet nos interrumpa, sin embargo de a poco vamos tomando el ritmo a esta nueva forma, e igual conversamos, nos reímos y ejercitamos de lo más bien.

Además creo que es fundamental en estos momentos contar con un espacio donde puedas ejercitar el cuerpo y relajarte. La mayoría de mis alumnas son mamás, trabajando desde casa, ayudando a sus hijos con sus clases online y sus tareas, y además haciendo todas las labores de la casa. La carga no es menor a nivel físico y también emocional. Creo que es muy importante hacer un paréntesis de todas estas actividades y cuidar tu cuerpo. Estoy muy agradecida de poder ayudarlas en este sentido.

@capariciopilates
¿ Qué cambios son lo que más te emocionan de tus alumnas? ¿ Ves cómo la práctica de Pilates las cambia en un nivel más profundo?

Me encanta cuando mis alumnas al pasar el tiempo me agradecen por las clases, porque además de buscar un espacio para ellas, muchas se inscriben por dolencias, poca flexibilidad y con el tiempo su cuerpo se vuelve más flexible, más elástico y empiezan a desaparecer algunas molestias y dolores que se habían hecho crónicos. Se van sintiendo mucho mejor en el día a día, eso es muy gratificante. 

Por otro lado, me siento feliz cuando ellas ven cómo van avanzado y logrando movimientos que antes eran impensados para ellas. Con el tiempo y mucha constancia lo logran, veo como se sienten orgullosas de sí mismas.

También hago clases para embarazadas y este también es un lindo proceso. En las clases pre natales nos centramos en la preparación para el trabajo de parto y minimizar los dolores corporales propios del embarazo. Después de tener a sus pequeños vuelven por clases postnatales donde la preocupación se centra en ellas y en su recuperación. Muchas veces hacemos las clases con los pequeños dando vueltas por ahí (cuando las clases son a domicilio) y algunas alumnas también traen a sus hijos a las clases. 

¿Qué es lo más valioso para ti de la practica de pilates?

Para mi hay dos puntos importantes, primero que Pilates es una metodología de ejercicio muy completa. A nivel físico involucra el tomar conciencia de tu cuerpo, de tu respiración y de tu postura en el día a día, tonificas tu musculatura y con eso también disminuyes dolencias. La elongación es fundamental en esta disciplina manteniéndote flexible y ágil. También trabaja a nivel mental, ayudando a reducir el stress, porque es una práctica que necesita concentración para realizar los ejercicios. Sin duda es deporte muy completo. 

Y lo segundo, es que al realizar mis clases de Pilates de manera personalizada me ha permitido forman lazos potentes, conocer a mis alumnas, ayudarlas en sus problemas cotidianos, compartir un momento, y aportar para que puedan ser personas más felices.

¿ Cuál es tu consejo y /o recomendación para quienes están empezando a practicar?

Mi consejo es que no desistan cuando sientan que no pueden lograr algún movimiento, sigan sin desmotivarse. Si hay algo que he aprendido en la vida es que los cambios se logran con constancia y perseverancia. Así como también en la impecabilidad y precisión en las acciones. Si estas iniciando en Pilates no aflojes porque crees no poder hacer un ejercicio. Lo lindo de esta disciplina es que te superas a ti misma, no compites con nadie. Quiérete y confía en ti, verás que más temprano que tarde podrás hacer esa plancha deslizada que antes no podías o podrás realizar ese abdominal donde tanto te costaba estirar las piernas. Como todo en la vida, es cosa de tiempo y ser constante…Lo vas a lograr.

¿Alguna frase, canción, o alguien que te inspire?

Frase: “Siempre parece imposible, hasta que se hace” de Nelson Mandela. Nada más cierto.

@capariciopilates

Sigue a Carolyn en su cuenta de instagram @capariciopilates o contacta en capariciopilates@gmail.com

Post a Comment